Hablamos de... ¿El género literario define la calidad?

jueves, 13 de julio de 2017


Ni siquiera el universo literario se libra de los prejuicios, de las críticas sin fundamento y de la discriminación. La literatura, que es una de las formas más sencillas y maravillosas de enseñar, de hacer ver al mundo los fallos y los aciertos de la sociedad. Los libros son un arma de expresión, un método para hacer reflexionar, pero las sombras se ciernen sobre las páginas de aquellas novelas que no cumplen con los tópicos esperados.
“La literatura juvenil no es literatura”. ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase los que leemos este tipo de libros? La literatura juvenil es uno de los géneros literarios más infravalorados, juzgado por el simple hecho de estar dirigidos a un público más joven. Esto se asocia automáticamente con tramas sencillas y sin fondo y narraciones mediocres, además de personajes poco trabajados y sin personalidad. Nada más lejos de la realidad.

El poder de las palabras reside en la comunicación, en unir letra tras letra para transmitir los sentimientos más puros. Las novelas, sin importar la temática que traten, tienen que conseguir hacer sentir algo a sus lectores. La literatura juvenil busca dar respuesta a una gran cantidad de dilemas que suelen plantearse en esa época de la vida de cada persona, lo que la convierte en un gran aliado para muchos jóvenes, incluso para algunos adultos en muchos momentos. En otras ocasiones solo pretende hacer soñar y casi me atrevería a decir que eso es incluso más importante. Demasiadas veces nos olvidamos de lo fundamental que es dejar volar la imaginación, sobre todo a medida que vamos creciendo.
En las últimas décadas el consumo de literatura juvenil ha aumentado, pero los prejuicios sobre el género siguen latentes. Muchos consideran que una novela es mejor o peor según el género al que pertenece: generalmente se ve con más calidad una novela negra que una historia romántica juvenil. ¿Cuál es la diferencia si ambas son capaces de llegar a sus lectores?
Si bien es cierto que existen muchas novelas juveniles que pecan de vulgaridad —ya sea por una trama de escasa profundidad o por un lenguaje demasiado simple—, hay que recordar que las novelas de poca calidad literaria existen en todos los géneros. Parece que todos los errores se magnifican cuando se habla de obras dirigidas a un público joven, pensando que no son lo suficientemente críticos. Mismos errores que pasan desapercibidos si se dan en géneros más “maduros”, porque enseguida se justificaban sacando a relucir alguna joya literaria de ese mismo género, ya sea clásica o contemporánea.
Pues bien, dejadme deciros que hay grandes obras de la literatura juvenil e infantil que han dado la vuelta al mundo, pasando por manos de niños, jóvenes y adultos. No hay que rebuscar mucho para encontrar novelas que ya se han convertido en clásicos, como El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry, o La historia interminable, de Michael Ende. Todos los géneros literarios cuentan con sus propias joyas.
La calidad de la trama y la narración no va asociada a ningún género literario. Además, no podemos olvidar que cada tipo de libro tiene un tipo de lector. Lee lo que quieras y deja que el resto también se pierda en el interior de los libros que quiera. Al fin y al cabo, lo importante es leer.



11 comentarios:

  1. Hola! me gusta este debate porque mucha gente tiene muchísimos prejuicios con ciertos géneros, sobre todo con la romántica. A mi me da muchísima rabia porque pienso como tu, lo importante es leer. Hay gente que le aburre ciertas obras y pueden estar perfectamente escritas y recibir miles de premios pero si no le gusta el género y prefiere novelas con un lenguaje más sencillo, directo e historias simples, ¿por qué van a privarse de leerlas?

    Lógicamente, dentro de cada género los hay mejores y peores pero no por ser juvenil o romántica es de menor calidad.

    Besos

    PD: ya te sigo ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Sheila!!
    ME ENCANTÓ ESTA ENTRADA!! Estoy súper de acuerdo con lo que decís. Ayy, adoro este tipo de entradaaasss <3 <3 <3
    Poooorrr ciertooo, TE HE NOMINADO A UN BOOK TAG en mi blog ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!^^
    Me ha gustado mucho esta entrada y tiene toda la razón.
    A menudo se critica diversos géneros literarios y se los compara con otros, cuando a mi parecer todos son igual de respetables.
    Dentro de cada género habrá mejores y peores autores y por lo tanto mejores y peores tramas pero no por el tipo de género la calidad literaria es peor.
    Es un gran debate este y me ha gustado como lo has planteado.

    Nos leemos!^^
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Eatoy taaaaaan de acuerdo contigo que no he podido dejar de asentir durante la lectura de toda la entrada. Con lo difícil que resulta crear un libro que enganche de verdad a los más jóvenes y cuando lo encontramos, decimos que no es literatura.
    Y aquellos que desprestigian la novela romántica en contraposición con la novela negra... tampoco lo entiendo.
    Hay libros buenos y libros malos. En cada género.
    También ocurre con la literatura infantil, hay verdaderas obras de arte que están muy poco valoradas solo por ser infantiles.

    ResponderEliminar
  5. No sólo la literatura juvenil está menospreciada: los géneros de fantasía y horror han sido menospreciados históricamente, sin merecerlo. Es una estupidez. En TODOS los géneros hay libros bien y mal escritos. Gracias por esta entrada.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Ha sido leer esta entrada y seguirte ipso-facto, porque suscribo todas y cada una de tus palabras. Sobre este tema hay mucho que decir.

    El menosprecio a la literatura juvenil es una de las mayores muestras de esnobismo literario, de vivir en la nube y, por ende, de idiotez. No sé si pretenden que pasemos de los cuentos para niños a leer "El Quijote" de un día para otro, aunque no quiero decir que la novela juvenil sea mera transición, que para nada. Mis padres, que no son precisamente adolescentes, han encontrado interesantes muchos libros de literatura juvenil. Porque enganchan, tratan temas muy presentes en la sociedad (y a veces ocultos) y tienen bastante movimiento.

    Claro que hay chatarra literaria juvenil, como también hay chatarra en novela histórica, demasiada. Pero si hablas mal y desprestigias en general a la literatura juvenil, es símbolo de que eres tan sumamente esnob que no te has molestado en acercarte a conocerla. ¡¡Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola :)
    Hay demasiados prejuicios en la literatura y libros malos, de mala calidad, nos lo vamos a encontrar en todos los géneros, ya sea fantasia, romantica, erotica, terror, thriller...
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Buenas!
    Me encantó la entrada ya que disfruto leyendo los debates. Este tema es bastante delicado porque considero que un mal libro lo podemos encontrar en cualquier género. Los prejuicios son muy malos.
    Besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Hola guapi ^^
    Un debate muy interesante que puede generar conflictos en algunas personas, esas que no saben diferenciar lo bueno de lo malo ni respetar. A mí me cabrea.
    Estoy completamente de acuerdo contigo.

    Libros malos los hay en todas partes. Terror, romance, thriller... y cuando digo malos, no que a ti o a mí no nos gusten, sino que están mal escritos o no cuentan nada aunque como siempre, para gustos los colores. Como dices, el tema es leer y disfrutar.
    Que sean juveniles o adultos no debería importar aunque tristemente importe. Pero bueno, hay obras infantiles que son mil veces mejores que cualquiera para adultos. Además de las que ya mencionas se me ocurre El Hobbit, un libro que en un principio está destinado a niños. Nunca he escuchado a nadie despotricar contra Tolkien. Los grandes autores merecen respeto y el resto ¿no? Hasta donde sé, todos invierten su tiempo y esfuerzo para crear una historia.

    Creo que el problema reside en el boom literario de los últimos años y en el desconocimiento de mucha gente. Libros como After, 50 sombras... han triunfado y se han vendido como churros. ¿Lo merecen? A mi parecer no. ¿Pero se merece un autor como Paulo Coelho tantos piropos? A mi parecer tampoco porque sus libros no me dicen nada y ahí está siendo alabado.
    Quienes no leen habitualmente o sí lo hacen pero se creen lo más de lo más por sus "exquisitos" gustos, no entienden que la literatura es muy amplia. Si tu quieres leer best-sellers, hazlo. Si prefieres fantasía épica, hazlo. Pero si te apetece leer a Blue Jeans con 40 años, hazlo también.

    Este tema va acorde a la actual sociedad. Etiquetar y criticar a quien no tiene mis mismos gustos en literatura, cine, música. No hay más...
    ¿Sabes qué te digo? Que sigan ladrando esos que no tienen nada mejor que hacer en su vida, mientras nosotros disfrutaremos de este hobby a nuestra manera :)

    Besoteeees!

    ResponderEliminar
  10. Me encantó el tema del debate. Estoy totalmente de acuerdo, los críticos tienen a infravalorar el género juvenil porque es para los más jóvenes. Algo que siempre me gusta tener en cuenta es que, sin ese género, muchos de nosotros no habría tocado un libro en su puta vida (me incluyo porque empecé con Harry Potter y, si bien la trama fue madurando conforme pasaban los libros, comenzó siendo juvenil). Me da mucha gracia cuando los profesores de la universidad miran con malos ojos algunos libros por pertenecer a X o Y género, ¡no saben de lo que se pierde! Personalmente, tengo 25 años, estudio Licenciatura en Letras y tengo muy en claro que me encantaría dedicarme primordialmente a la literatura juvenil (además, la gente que conocí gracias a estos libros es muy copada). Cada género tiene sus joyitas y sus no tan joyitas, es cuestión de buscar y ser abierto de mente.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! ^^
    Yo leo para divertirme, para pasar un buen rato, y no considero que un libro juvenil sea peor o menos serio que otro tipo de libros. Cada libro tiene su momento, y sobre todo tenemos que leer lo que nos apetece siempre, no importa lo que digan los demás.

    Besos!

    ResponderEliminar

Los comentarios hacen crecer el blog, no lo olvides.
¡Gracias!