Entrevista a Alexis Falkas

martes, 15 de noviembre de 2016



Nacido en Barakaldo en 1986, Alexis Falkas publicó el pasado 25 de septiembre su primera novela. Estudió Bellas Artes y pasó por gran cantidad de empleos hasta terminar en la actualidad como guionista ocasional, colaborador de medios digitales y blogger, en el cual escribe relatos cortos. Reflejos de absenta, su ópera prima, es una novela negra de intriga, contradicciones e introspectiva, un fascinante mundo de antagonistas con oscuros subconscientes y problemas de moralidad. Quedó finalista en el Premio Planeta–Casa de América, a pesar de su opinión negativa sobre el rango promocional de los concursos que priman la comercialización y relegan la calidad literaria a un segundo plano, tema sobre el cual también hace una crítica en su novela. Falkas es un autor de principios férreos e ideas claras que ofrece en su obra una narrativa de calidad y una historia fascinante, con mensajes que hacen reflexionar y giros sorprendentes que atrapan a todos sus lectores.



¿Cuándo comenzaste a escribir?
Comencé a escribir cuando comencé a pensar. Escribir era una válvula de escape con la que desahogar la mente, romper frustraciones y olvidarse de la vida. De pequeño tuve problemas de autismo, de interrelación con las personas. La escritura era un medio de conexión con el mundo introspectivo, un entorno que me resultaba menos extraño que este. Para mi era más sencillo relacionarme con esa ficción que creaba en mi mente que relacionarme con otras personas. Aún me sucede en menor medida.

¿Cuál fue la primera historia larga que escribiste?
De pequeño empecé con pequeños relatos, que intercalé con algunos guiones, escribí varias novelas gráficas junto con un compañero ilustrador. Cuando tenía unos 14 o 15 años, comencé lo que sería una novela, una epopeya épica, monumental, infinita, que se extendió, se extendió, se extendió y al final nunca llegué a terminar.

¿Cómo pasaste de estudiar Bellas Artes a publicar una novela negra?
El tiempo lo cambia todo, te moldea y hace que encuentres tu verdadera forma. Pasé por muchas fases antes, pinté durante una temporada, me sumergí en el mundo de los tatuajes, también he probado a esculpir y he tratado de aprender a tocar algún instrumento. Todos los medios de expresión son válidos. Terminar escribiendo es algo natural, surgió, no sucedió. Simplemente me centré en ese camino, me encontré más cómodo, con más aptitudes quizás. Es algo que te surge desde dentro. La literatura no es algo que busques, sino algo que te busca; que te encuentra y donde te encuentras a ti mismo.

¿Además de quedar finalista en el premio Planeta–Casa de América has ganado algún premio más o te has presentado a más concursos?
No. Realmente lo del premio Planeta fue pura casualidad. Cuando escribí el libro lo mandé a varios certámenes y realmente no tenía ninguna esperanza. No es algo que haya buscado nunca, fue algo casual.

¿Y después de ver cómo te ha ido en este no tienes intención de presentarte a alguno más?
No lo sé, los concursos los veo como algo más promocional que meritorio. No necesito que me suban el ego, ni que me den un certificado de “tu novela vale” o “escribes bien”. Por el premio Planeta me han felicitado muchas veces, a mí no me ha servido para nada, ni me enteré en su momento. De hecho ni me lo certificaron, lo descubrí en un medio latino googleando mi nombre, como hacemos todos. Solo me ha servido para ponerlo en la novela, ponerle una pegatina con la que anunciar “sí, es bueno, no lo conoces, pero ha tenido una nominación a un premio”. Es un complejo sistema de promoción, nada más.

Algunas editoriales hacen concursos y el premio en sí no es el reconocimiento, es que te lo publiquen. ¿Alguna vez has pensado en presentarte a alguno de esos?
Depende del interés que tenga en publicar con esa editorial. Es un negocio, no una comunión entre el arte y la literatura. Un mercado donde se comercia con productos, aunque suene triste es la realidad en la que nos asfixiamos tanto autores como lectores.

¿Mandaste el manuscrito a alguna editorial antes de decidirte por Círculo Rojo?
Sí, lo mandé a bastantes editoriales, todas grandes, muy grandes. Al principio no les interesó, juzgaron que el mercado no era compatible en esos momentos. Es una novela negra, me aseguraron que era muy interesante, original y diferente, pero que el sector estaba colapsado con ese tipo de género. El mismo género, por ejemplo, sobre el que Pérez Reverte acaba de publicar. Probablemente nadie le dijo: “oye, Reverte, este género está muy colapsado, escribe una novela romántica”. Las editoriales buscan rostros conocidos, buscan productos a los que sacar rentabilidad, al menos las grandes.
A partir de que me rechazaran comprendí que las editoriales lo que quieren no es un escritor bueno, que no digo que yo lo sea, no es que tú tengas un texto innovador o una novela rompedora; necesitan alguien conocido y por quien los lectores pregunten en las librerías. Alguien que genere titulares y sea visible en televisión o en los medios digitales. Por eso empecé con el blog, Twitter,  Facebook, la página web, el canal de Youtube, promociones y eventos... La gente tiene que conocerte y saber donde encontrarte si quieres que te lea.

Relacionado con esto, entonces ves las redes sociales como una buena forma para los principiantes.

Sí, pero ya no para los principiantes. Ahora mismo es una herramienta básica para todo el mundo. Simplemente imprescindible para afrontar un presente con vistas al futuro.


¿La idea de Reflejos de absenta cómo surgió?
No encuentro las ideas, normalmente voy por la calle y ellas me asaltan. Mi mente, por decirlo de alguna manera, siempre está navegando en un océano, a veces me zarandea y me llega algún tesoro hundido. Reflejos de absenta trata las obsesiones y adicciones, habla de personalidades enfrentadas; es algo que siempre ha estado presente en mi vida, era algo inevitable. Antes y después de escribir Reflejos de absenta he escrito otras novelas, probablemente Reflejos de absenta era sencillamente ineludible.

Entonces no eres de los que hace un guión detallado antes de empezar a escribir, eres más de los que tiene una idea y va escribiendo sobre la marcha.
He probado con todo. Las grandes estructuras las guionizo, tengo un cuaderno, un archivo de Word donde más o menos perfilo una estructura de lo que va a ser la historia, pero de ahí a lo que luego sucede hay un mundo. Con el segundo libro que escribí llene de post-it una pared entera de mi habitación: nombres, ubicaciones, material de trasfondo, tramas, giros de argumento... Una vez frente a la página en blanco mi mente empieza a divagar, a levantar catedrales en el aire, senderos alternativos, a girar la historia una y otra vez. Tiendo mucho a la improvisación, sobre todo en los relatos cortos.

¿La acogida del primer libro como la has vivido? ¿Esperabas que fuese a vender más, menos?
No sabría decirte, por una parte soy un nihilista, nunca creo que las cosas vayan a salir bien. Objetivamente ha salido muy bien, sobre todo la acogida, que ha sido muy buena. Si me lo preguntas a grandes rasgos, te diré que siempre tienes que demostrar confianza en ti mismo. Pero soy una persona muy insegura y siempre busco una perfección imposible de alcanzar. En la fase de corrección de Reflejos de absenta añadí unas 40 páginas a la novela. Probablemente nunca daría por terminada una obra, las reescribo una y otra vez. Siempre quedan dos pasos para la perfección y cuando avanzo uno me restan tres. Por eso me sorprendió mucho la crítica tan positiva con la que me he encontrado y la infinidad de mensajes de cariño que me han llegado.

Sobre la historia, habla mucho de los contrastes entre los protagonistas, el subconsciente y la complejidad del ser humano , ¿hay algún mensaje más específico directamente que quieras transmitir con ella, que quieres que llegue a tus lectores?
Existen varias tramas y muestras diferentes realidades. El texto incluye una critica evidente a la comercialización del arte y una advertencia referente a las obsesiones. También incluye guiños y destellos que el lector tendrá que descubrir. Me gusta tratar con personajes complejos, no me gustan ni los héroes que son tan buenos ni los villanos que son tan malos, para mí la realidad es mucho más profunda y repleta de aristas, y trato de reflejarlo en mis obras. Trato de  mostrar la realidad más desestructurada, no tan plana o idealizada.



¿Crees que hay un escritor o algún libro en concreto que te haya inspirado o que te haya influenciado en tu forma de escribir?

Probablemente muchos, no existe escapatoria. Trato de diferenciarme pero es inevitable. La literatura victoriana tiene mucha influencia en mis relatos y en mis novelas autores como Chuck Palahniuk, Salinger, Capote, Philip K. Dick, Orwell o Kafka, por mencionar alguno de cientos, han dejado una importante impronta.


Y cuando escribes, ¿intentas transmitir algún tipo de mensaje concreto a tus lectores, más en sentido ideológico?

No me gusta la influencia y aún menos la politización de la literatura. No trato de convencer a nadie de nada cuando escribo. Pero si que estoy comprometido con causas como el animalismo, la igualdad de genero, la protección de la infancia, la importancia de la educación y la cultura frente a otros ámbitos como el político, el deportivo o el entretenimiento de masas. Que no quiero decir con eso que crea que el arte o la literatura deban de ser aburridas, tediosas y pedantes. La literatura debe  entretener y llevar a la reflexión, incluso tiene que resultar rentable. Pero no podemos caer en los textos estandarizados o en las novelas escritas bajo patrones que Orwell describía en su 1984. La virilización de la mediocridad es un problema serio porque crea mentes dóciles y maleables. En definitiva un mundo feliz... y muy poco desarrollado.



Si os habéis quedado con ganas de saber más de esta fascinante historia que es Reflejos de absenta, podéis leer mi reseña aquí o comprarla tanto en la web del autor (firmado) como en Amazon.

6 comentarios:

  1. ¡Holaa! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí :)
    No conocía a este autor y me ha encantado leer sus respuestas porque me han parecido interesantes así que creo que lo voy a cotillear un poco para ver que novelas tiene por si me apunto alguno ;)
    Muchas gracias por la entrevista, muy buena entrada!!
    Un besoo y nos leemos <33
    Te dejo mi blog por si quieres pasarte http://deliriumnervosa.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Tan solo tiene publicada una novela, Reflejos de absenta. Es una novela negra que a mí me encantó, te la recomiendo ;)
      Me pasaré por tu blog!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me ha encantado la entrevista, tenía ganas de saber algo más sobre el autor y como llegó a escribir la novela, así que gracias por compartirla.
    Un beso ^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por pasarte! Me alegro de que te haya gustado ;)

      Eliminar
  3. ¡Guau!
    Magnífica entrevista, espero que en un futuro pueda leer su novela (me encanta este género)
    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero que te animes a leerla, merece la pena ;)

      Eliminar

Los comentarios hacen crecer el blog, no lo olvides.
¡Gracias!